lunes, junio 18, 2007

CARLES RIBA: ¡iSLAS DEL SUEÑO!

De SEGON LLIBRE D´ESTANCES, (1920- 1930). Carles Riba,

Illes del somni! En dolç vertigem de silenci
i ombra, la nit tal volta ens hi rossega a frec;
l´esperit hi obre els ulls amb un profound batec,
frisós de desprendre i viure
enfora del cos morador,
que pesa i l´encadena a l´ombra i al silenci,
mentre la inabordable cándida visió
es fon al lluny de la nit lliure



¡Islas del sueño! En dulce vértigo de silencio
y sombra, la noche tal vez hasta rozarlas nos impele;
el espíritu abre a a ellas los ojos con profundo latido
ansioso de desprenderse y vivir
fuera del corazón perecedero,
que pesa y lo encadena a la sombra y al silencio,
mientras la cándida visión inabordable
se funde en la distancia de la noche libre.


somnis, somnis, desig, oh miratge tan sols
d´incorpóries miques de desig, que a l´obaga
llinda del pensament floten en turba vaga!
Hostes mil voltes rebutjats
peró que, quan l´anima, trista
del seu treball, voldría entorn oblit tan sols,
li fingiesen, joiosa i feta, la conquista
dels paradisos constellats.

¡Sueños, sueños, deseo, oh espejismo tan solo
de incorpóreas partículas del deseo, que en el opaco
dintel del pensamiento flotan en turba vaga!
Huéspedes mil veces rechazados,
pero que, cuando el alma, triste
por su trabajo, quisiera a su alrededor tan sólo olvido
le fingen, dichosa y lograda, la conquista
de los paraísos constelados.

¿Temerem, doncs, la nit i el seu perfil misteri,
com l´eremita, el qual no hi arrisca el seu flanc
sinó quan s´ha espremut tot goig de dins la sang,
o donarem amb gosadia
la vela a tots els vents novells,
nit endins, per les illes del canviant misteri,
enc que sols, per rebatre´ns, taciturns i més vells,
al tráfec esquerp d´un nou dia?



¿Temeremos, pues, a la noche y su pérfido misterio,
como el eremita que no arriesga en ella su flanco
sino cuando se ha exprimido todo goce en la sangre,
o daremos con osadía
la vela a todos los vientos nuevos,
noche adentro, por las islas del cambiante misterio
aunque sólos, taciturnos y más envejecidos,
contra el tráfago hostil de un nuevo día?

1 comentario:

fonografus dijo...

Mirar este poema en su lengua catalana me hace ver lo muy laborioso y cuidado de su creación.
¿Serventesio, Sierventés, Serventeis.. son nombres que cuadren con su esructura rítmica y con sus rimas?
Míralo bien. ¡qué esecial, qué nuevo y qué aire trovadoral!