lunes, octubre 05, 2009

Mercedes Sosa, ¿cuando echaste a cantar?


En un piso de Pamplona, en la Avenida Zaragoza, allá por el año 1972, escuché por primera vez a Mercedes Sosa.
Un disco de fondo claro y ella con su poncho rojizo con una greca negra.
En el tocadiscos sonaban "Duerme negrito" "Negrita Martina", "Canción para un niño en la calle" La oncena", La chacarera del 55", "Gracias a la vida", "Pobre Juan / sombra del bosque", y cantaba aquella mujer, que apoyaba en el paladar su voz increíble, que aturdía con los ecos que producía, que tocaba el bombo legüero como una abstracción, y a quien acompañaba una guitarra que me descubría una y otra vez armonías y ritmos inéditos que ya nunca olvidaré.

La amé por sus zambas y sobre todo por sus chacareras, y debo decir que no me importaba nada si la letra de su canción era explícitamente revolucionaria o si era una casi cursi estampa folkloricoide: para bmí siempre cantaba lo mismo. El valor. El valor de subir al acantilado y soltar la voz, tanto si el viento se la llevaba como si no. ¡Yo tengo tantos hermanos, -decía casi académicamente, con la voz comedida, en ese monumento de la Humanidad que es "Mercedes Sosa canta a Atahualpa Yupanqui", - que no se pueden contar!, y aun diciéndolo suavecito sus palabras implicaban multitudes inmensas, pasado, presente y futuro, paises en el confín de la tierra.

Allí escuché también por primera vez a Jorge Cafrune, a José Larralde, a eduardo Falú, y gracias a un vecino abogado entré en la casa venerable del cante flamenco. Allí tuve amigos y amores: Maria Jesús, Javier, Marisol, Goyo, Santiago... Allí había una semilla que dió origen a la forma que después tomó mi vida adulta: Venir a Bilbao, montar la librería... Allí se abrieron vías que terminaron en destinos muy dispares. Allí había cápsulas del tiempo rellenas de amor, de traición, de valor, de muerte, de desolación. Y Mercedes Sosa estaba allí cantando
"Del 55 / es la chacarera/
que mordiendo suave / nos roba la noche entera".

Os señalo algunas canciones de ella en You tube.

2 comentarios:

Daniel Rico dijo...

Muy bueno, a mi me paso algo mas o menos parecido.

Muy bueno tu blog, muy onirico.

Anoche soñe con una casa en llamas en lo profundo del mar...¿a que numero de la quinela le juego?

saludos!!

Ricardo Román dijo...

Yo tambien canté a Mercedes cuando Jose Mari un compañero del grupo de Iñaki murió, su corazón exploto de tanto amor incomprendido. Tambien lloré con la misma canción.
Gracias a la vida, gracias Francis por esta emoción que me invade.

Un abrazo fuerte