miércoles, septiembre 17, 2008

EL SUEÑO DE JACOB II



(Todo cuanto sigue es producto de la ignorancia más extrema ( refiero, en este momento, a mi extrema ignorancia acerca del judaísmo). Sirva este reconocimiento para atenuar las barbaridades que, con toda seguridad, estoy a punto de cometer.)

Primero, quiero decir que el relato del sueño de Jacob lo he tomado de la edición llamada “La Biblia del Peregrino”, traducción de Luis Alonso Schökel, Ediciones Ega- Mensajero que me fue recomendada por alguien cuyo discurso religioso supo captar mi atención, así que la tengo por una buena edición, una de las mejores en castellano .Como es sabido, la Biblia tiene tanta difusión como el catálogo de Ikea, pero una tradición de ser traducida que les da cien vueltas a los suecos( hay traduciones en 2010 lenguas según nos dice George Steiner.
Las Biblias traducidas, no son, empero, La Biblia. La Biblia es la original, escrita en no sé qué idiomas primigenios y fijada en algo llamado “hebreo". De entre los libros de La Biblia, los cinco primeros llevan por nombre La Torá, y poseen una entidad especial en la religión judía, y también en su cosmogonía..

Sépase:
“Las intenciones de Dios, pueden solo hallarse en el original hebreo de la Torá”
“La esencia de la Torá, es fundamental y exclusivamente hebrea”
“La Torá sagrada, la lengua sagrada y el pueblo santo, unidos por un lazo místico, fueron concebidos por Dios antes de la creación del mundo”


“La torá fue creada 2.000 años antes de la creación del mundo”.
“(estas verdades las refiere Scholem / en un docto lugar de su volumen”)

Por eso decía que las Biblias traducidas no son, realmente, La Biblia, y pueden ser copiadas, traducidas, alteradas sin que ocurran mas que males mundanos. (por ejemplo: en la Biblia del Peregrino, el lugar en el que Jacob se detuvo, se escribe Harran, y en el Cox Millar, Jarán.


Pero Rabí Meir, que en el siglo II era copista de la Torá, cuenta como su maestro Rabí Ismael le dijo: “hijo mío, ten cuidado con tu trabajo, porque es un trabajo divino; si omites una sola letra o si escribes una de más, destruyes el mundo entero "



Y es que, en la Torá, están “los designios ocultos del Autor de la Biblia; están en las palabras, en las letras, en los acentos e incluso en los más sutiles matices”.


Según cierta tradición (ortodoxa, ojo) “La Torá está compuesta toda ella por nombres de Dios”; según otra tradición (ojo, igualmente ortodoxa),


“no sólo está compuesta por los nombres de Dios sino que en realidad constituye en su conjunto el único y sublime nombre de Dios”.


La Torá es lo que es y es como es. Que sea de otra manera es algo inimaginable.

El sueño de Jacob, procedente del primero de los libros, forma parte de la Torá.
(continuará…)

3 comentarios:

Anónimo dijo...

No me extraña que el pobre Jacob estuviera "aterrorizado" en el anterior post, después de leer a Rabí Meir en este.

http://www.jabadurquiza.com/ dijo...

Iacob era un gran Tzadik
y el sueño de el era vernos a todos los hijos de israel por el camino correcto... llendo a Am israel Jai

francis dijo...

Gracias por tomarse la molestia de ilustrar mi excesiva ignorancia. He leído en numerosas ocasiones el término Tzadik, pero aunque imagino que signifique algo semejante a "Santo", no lo sé con precisión. ¿Podría, por favor, ayudarme?
Y otra cosa: veo que es de su Blog de donde tomé la foto en la que la Torá es llevada por gran cantidad de hombres (por eso la escogí, porque me pareció que era una poderosa imagen para mostrar cuan inmenso es su significado en el mundo del judaismao). Pero no puse su fuente de origen. Y veo que su Blog está dedicado a la orientación de la Kabala. ¿Tengo su permiso para dar a conocer la fuente de la foto y el enlace de su blog a quienes me leen?
(siendo como soy tan lego, ¡espero que usted sea una fuente ortodoxa y fiable de su tradición y no algún tipo de ruidoso internetero!)
Ójala mis bromas y las fragmentarias fuentes que he utilizado no le hayan ofendido ni molestado. Aprender a respetar las tradiciones de nuestros vecinos lo tomo por obligación; máxime porque nací en Estella, pueblo con importante tradición medieval judía.
Francis Elizalde.