lunes, noviembre 03, 2008

El albergue de las criaturas



Dí hace algún tiempo con una capilla virtual que se titula "El albergue de las criaturas", y me carteé un poco con alguien que contestaba desde allí, y todavía no se ha cortado ese contacto. Pero el lugar está cerrado. Y da pistas de una -o varias- historias de amor y desencuentros...


En sus años de estar abierto, recibió más de medio millón de visitas; y proporciona cantidad de enlaces que vale la pena rastrear.


Incluyo aquí la entrada suya que me puso sobre su pista, como homenaje, como agradecimiento y porque, en sí, es una reflexión que vale la pena leer. La ilustración acompañaba al texto.
Este era el estilo -en parte erudito, totalmente individual- del Blog


durmiendo un sueño confiado entre unos brazos?

Octubre 2, 2006, 12:33 pm Archivado en: .K.A.O.T.I.C.A.-∑-., Mágico & Místico & Esotérico, Sueños & Pesadillas

Entre los naskapi, indios cazadores del Canada, el alma es una sombra, una chispa o una llamita que sale por la boca. Para los bantú del Kasai, el alma se separa del cuerpo durante el sueño; los sueños que son las reseñas de sus viajes les habrán sido comunicados por los muertos con los cuales han conversado..
Cuando a mí me mostraron mi alma me encontraba en las almenas de una fortaleza. Y la fortaleza es el símbolo del refugio interior del hombre, el lugar privilegiado entre el alma y ”la divinidad” o lo Absoluto. La fortaleza era blanco azulada, mi alma también lo era, sólo que más etérea. Las fortalezas, los castillos son un símbolo de protección. Amanecer en esas almenas … Y la fortaleza blanca, el castillo blanco es un símbolo del cumplimiento de un destino perfectamente realizado, de la perfección espiritual.
El sueño como dijo Fréderic Gaussen es también el símbolo de la aventura individual.
Alojado tan profundamente en la intimidad de la conciencia que escapa de su propio creador. El sueño se nos aparece como la expresión más secreta y más impúdica de nosotros mismos.
La interpretación del sueño, como el descifrante del símbolo, no responden solamente a una curiosidad de la mente. Elevan a un grado superior las relaciones entre el inconsciente y el consciente y mejoran sus redes de comunicación.
Aunque sólo fuera en ese sentido y en el plano del psiquismo más normal, el análisis onírico o simbólico es una de las vías de la integración de la personalidad. Un hombre más lúcido y equilibrado tiende a sustituir al hombre cuarteado entre sus deseos, sus aspiraciones, y sus dudas y que no se comprende a si mismo.
Y como dijo Heráclito… En estado de vigilia el mundo es uno y común pero cuando se cae en el sueño, cada uno se dirige al suyo propio.

___________________________________________________

4 comentarios:

María M. dijo...

No, no se ha cortado lo que ocurre que yo ahora mismo entro cinco minutos en Red a traer algo y salgo pitando :)

Por otra parte sí, esa página está clausurada pero el presente rula por ahí. Y ya te contaré: estoy trabajando bastante con mis sueños. Ando estos días recreándome con unos artículos del libro Espejos del Yo. Tienes algunos sueños interesantes en ellos. Es de la biblioteca Nueva Conciencia y está en Kairós. Varios autores. Yo lo tengo hace mucho. Pero me imagino que sigue editándose.

Un abrazo

Albert Rams dijo...

Hola Francis, de nuevo:

Me gustó y emocionó leer tu " felizmente casado con Ana Zamakona" en tu comentario en el blog que citas; no menos que "Trabajo la psicoterapia en Bilbao. Más bien retraido, ratón de biblioteca, mayorcete, abundante en amigos, con los que apenas tiene contacto. Actualmente está siempre, siempre ocupado, y se comunica con el exterior a ravés de su Blog, para el que araña ratos de aquí y de allá. Poco fiable como corresponsal, tiendo a salir a la carrera hacia mi cueva a la primera señal de alarma, (y suelo alarmarme fácilmente)."

Reencuentro el decir del viejo amigo...y me gusta.

Muchos besos
Albert

Anónimo dijo...

Saludos, Albert, y un gran abrazo y me encana escucharte. Y gracias, María: Tenía ese libro, pero derás de una balda, sin contar con él; lo he rescatado gracias a tu aviso; te debe, pues, la vida
Francis

María M. dijo...

No sé si lo tienes pero seguro que sí, yo navego por él y me encanta. Navego sola o navegaba y navego ahora acompañada por el Diccionario de Símbolos de Chevalier y Gheerbrant con un amante mágico y transpersonal (o casi :)). Eso pertenece ahí. Y luego miles de navegaciones por material nuevo de astrología psicológica que para mí ya es un asunto muy muy viejo...

A ver, quién dijo eso -pregunto yo.
Oh, has sido tú. Pequeña venus en escorpio y en la casa quinta que tal mal te llevas con marte en acuario y en la ocho pero al que encuentras Irresistible.

¿Y quién podría ser él? ¿Una mezcla de Urano y Hades? -por ejemplo. Espera, yo te enseñaré a negociar con ellos. ¿Y oye? ¿A quién te recuerdan? ¿Por qué los has convocado a ellos? ¿En que percha los has visto o los has colgado? ¿Era justo? Espera, espera, yo a él no le acabo de ver así. Yo le miro más con mi luna. Mi luna es mucho más comprensiva que tú aunque mucho más pasiva y dulce y perdida... Es más. No me gusta tu treta venus implacable. Prefiero ser transparente. Estoy más cómoda con mi luna. Ahora cállate o mastúrbate y déjame tranquila.

Y saber lo que habla y por qué y qué siente. Ah, y a dónde nos lleva. ¿Y yo quiero ir por ahí o prefiero ir por allá? Es que tengo hambre y si me meto por donde tú quieres igual me desfallezco pero estoy segura de que por ese otro sendero señalizado voy a llegar a alguna parte. Y sí, podré comer y mirar aquel palacio tan bonito... y además allí, mira, seguro que pasa el autobús y esta tarde he quedado con un amigo y me apetece. Y entonces... pero voy más rápido sola que contigo. Aunque a veces me gusta ver que alguien camina delante de mí y durante un rato me uno a su paso pero luego me despido. Y todo es lindo y limpio. Y sí tú a mí no me engañas, y también te gusta caminar solo. Y entonces ya son dos motivos para que tú camines el Camino y yo y los dos estemos en el Camino pero yo no te incomode a ti en tu caminar ni tú a mí que voy conmigo y me siento tan bien conmigo y mis cosas :)

Eso fue el sábado, por ejemplo. Y no, claro, no eras tú y esto es una ''metáfora paradójica''

Eso en lúcido. Sobre despierto. Proactivamente. Es todo un campus estellae ;)

¿Libros por si como curiosidad le quieres echar un vistazo? Comienza por Stephen Arroyo y su libro con una mariposa azul. Yo lo tomé en una biblioteca de Galicia hace 20 años y vaya... te divertirá. Y si tienes alguna duda y necesitas ayuda con la interpretación... eluteroimaginario@gmail.com . Para que te entiendas con mis símbolos. Sólo para eso por si no lo ves claro. Yo seguro que sí en pequeñito. Y no me importará decirte cómo se hablan...

Más besos por aquí.