viernes, noviembre 13, 2009

Supervisando con Tatana

+.- Tatana, sabia Tatana, a tí acudo a que me prestes ayuda supervisando un asunto
*.- Tienes diecisiete minutos.

+.- Gracias mil. Es eso de "SUEÑO";Voy a mi anterior trabajo e intento organizar el trabajo a un jefe que tuve hace muchos años y claro no se deja", y aquello de si “¿Se pueden "programar" los sueños, de forma que, por ejemplo, la "tésnica" logre organizar la vida de su ex-jefe?”. Yo contesté que en en cierta manera sí, y en otras no... y luego descompuse la cuestión en ingredientes que atañían a "los medios, la esencia, los procedimientos y los límites", insinuando que ninguna de estas áreas podía finalmente quedar en las manos del soñador... está todo un par de posts más abajo... ¿qué, qué tal lo he hecho?
*.- Para ser un profano novato, lo has hecho bastante bastante mal. A este paso, cuando llegues a experto bregado, alcanzarás a hacerlo como un auténtico zoquete...

En tanto te enjuagas los lagrimones y te sorbes los mocos, he de decirte que esa idea tuya de dividir una cuestión simple en varias subcuestiones complicadas, es una maniobra de distracción legítima, sí, pero que ... lamentablemente, falsea la pregunta.

+.- ¿cual era pues la pregunta, Tatana omniscente?
* la pregunta, lombriz, era ¿se pueden programar los sueños, de modo que, por ejemplo, la Tésnica logre organizar la vida de su ex-jefe? Esa y no otra era la pregunta. Y la respuesta es...

+.- ¿¿¿¿ ????
*.- la respuesta es...

+.- ...¿...no...?...
*.- ...la respuesta es...
+.- ...¿...sí...?...
*.- ... la respuesta es...
+.- ¡coño, dí tu primero!

*.- La respuesta es: según y como...
+.- Ya. Pues lo que yo había dicho... que además señalé en el primer post de todos esa parte de reeducar al jefe como lo más prometedor del sueño. ¿no lo hice, o qué?

*.- Lo hiciste, galopín; gracias a eso te he dicho que lo hiciste "bastante mal", y no "irrevocablemente hediondo". Lo hiciste, lo apuntaste.
Ahora voy Yo a inundarte con la Leche de la Sabiduría que Mana de Mí Todo-el-Rato...

¿Cómo habría de hacer esa chica? sabemos que intenta algo y que "claro", su ex-jefe se niega. Eso significa que la forma de intentar influir en él ha sido equivocada.
Ahora bien, ¿qué sabe ella de su ex-jefe? Sabemos que supone que es terco e inmovilista, y que no se deja influenciar. Pero, ¿se ha preguntado ella cuanto y qué conoce verdaderamente de él?

¿se ha preguntado alguna vez cómo llegó ese hombre a ser quien es hoy? ¿ante qué estímulos aprendió a reaccionar aversivamente y ante cuales a responder con gratitud?

Y al mismo tiempo, ¿cual es su edad? ¿cuales son sus apellidos segundo, tercero y cuarto? ¿donde nació?

¿Cómo es su día a día? ¿Cual es la textura de su piel? ¿que refleja ese peculiar tono de voz suyo? ¿cual es el estilo de su relación con los varones?

¿Cual es el color de su pelo? ¿qué emoción descubre cuando su cara enrojece? ¿Ante qué se siente pequeño? ¿mastica despacio o traga sin masticar?

¿ante quién da él cuentas? ¿ante qué se siente presionado? ¿a qué atribuye su felicidad y a qué su infelicidad?

Sobre todo: ¿qué sabe de él tu amiga, qué da por supuesto y qué sabe , y cuanto se ha interesado en conocer a ese hombre a quien quiere influenciar, a quien pretende hacer modificar ni más ni menos que sus hábitos?

¿sabe ella en sus propias carnes lo difícil, lo costoso que es para un ser humano el modificar sus hábitos? ¿o sencillamente da por supuesto que lo que ella quiera habrá de tener inmediatas repercusiones en la dirección que élla ha escogido?

¿conoce bien su propia motivación a la hora de intentar que el otro cambie? ¿sabe con precisión cuanto hay de batalla, cuanto de procura de un bien mejor, cuanto de revancha?

Si quiere programar sus sueños a fin de lograr que ese hombre le escuche y le haga caso, ha de disponerse a cambiar, y muy profundamente, su actitud hacia él. Ha de interesarse. Ha de trabajar hasta llegar a entenderle, y para ello, ha de bucear por debajo de los tópicos que acerca de él -y de quienes le recuerdan a él- maneja. Ha de comprender sus motivos, y ha de saberse poner en su lugar, y ha de poder ver con los ojos de él eso que ella considera una conducta desviada y él una conducta a sostener.

Y cuando ese interés haya crecido, -y pueden pasar meses, o incluso años- debe preguntarse si siente todavía importantes sus motivaciones iniciales; y si es que sí, entonces, deberá encontrarse con él en sueño y lograr atraer su atención para iniciar una relación con él.

así, él no estará ante alguien que se pretende tomar una revancha, sino que ni más ni menos que ante sí mismo en su versión más madura, y entonces, tal vez, tal vez, tal vez, pueda escucharle, tener en cuenta lo que le dice, incorporarlo as sí mismo...

Para finalizar, te regalo un doble pareado que es al mismo tiempo un homenaje a George Brassens y una apelación a tu formación como gestaltista. Porque, en Terapia Gestalt, se tiene a los sueños por "mensajes existenciales", ¿me equivoco?
allá va:
"Mi vecino de arriba, el llamado Fritz Perls
me regaló un consejo, este que ahora veréis:
"si , al fin, es un mensaje existencial el sueño,
para que el sueño cambie, ¿no ha de cambiar su dueño?



Tempus fugit, o sea, que se acabó lo que se daba. ¡Largo de aquí!



1 comentario:

PILAR dijo...

Gosto da Tatana esta.